Paraísos debajo de la alfombra [I] presenta: Chittagong, Bangladesh.

Chittagong, la segunda ciudad más grande de Bangladesh, es conocida como uno de los más grandes centros de desmontaje de barcos de acero en el mundo. Los buques son conducidos a este escenario (que recuerda a pelí­culas tipo Mad Max) cuando terminan su vida útil tras 20-30 años de servicio.

Esta industria se trasladó de los países industrializados hacia el sur de Asia, donde la mano de obra es más barata y las leyes de protección del medio ambiente son más liberales. Parece ser que todo comenzó en 1964, cuando una tormenta arrastró un carguero a estas playas y los habitantes del lugar lo desmantelaron; desde entonces y hasta hoy, las llamadas “acerías” en Chittagong se han extendido a lo largo de 10km de playa y agua poco profunda. En ellas se introducen los barcos para, tras desmontar lo que aún sea de alguna utilidad, (se llegan a pagar hasta 25000$ por una helice de un gran buque) cortarlos en pedazos.
A pesar de los medios rudimentarios, en esta industria se llega a producir hasta el 80% del acero que demanda el país; empleando directa o indirectamente a cerca de 100.000 personas.

La técnica es simple, y se puede ver en el ví­deo que aparece mas abajo: cuando sube la marea, los barcos navegan a toda máquina hacia tierra firme para embarrancarse en la orilla. Los trabajadores se encargan de inmediato de agujerear el casco para dar comienzo a la destrucción. Aunque el proceso de desmantelamiento de un gran buque puede llevar 6-8 meses, en estas playas se ven constantemente alrededor de 20 barcos embarrancados, cuando uno “se volatiliza” enseguida llega otro que ocupa su lugar.

De las condiciones de trabajo nos podemos hacer una idea por las imágenes. Aunque entre caídas, llamaradas, cortes… lo peor de este infravalorado trabajo es, sin duda, el amianto. Utilizado como aislante en los barcos construidos antes de los años 70, los trabajadores lo manipulan, lo secan, lo cortan y lo venden en los mercados sin proteccion alguna. La exposicion a las fibras de amianto es gravemente cancerígena, especialmente por la inhalación de las partí­culas que desprende.

A pesar de que descubrí el tema y me introduje en él por las alucinantes fotos, ellas hablan por sí mismas; y detras del impacto visual creo que todos podemos leer lo que hay que leer en ellas.”

Texto extraido literalmente de un post de JackMan escrito el 5 de diciembre de 2006 en ForoCoches.com.
Para ver el post original pulsa aquí­.

Aquí­ puedes encontrar mas ví­deos sobre este tema.
Aquí­ la playa en google earth, podéis pasaros un buen rato navegando con la mano por la playa viendo los barcos y sus surcos en la arena…si os adentráis mar adentro veréis los que esperan a que se haga un hueco en el garaje.
Aquí­ otros post relacionados con este tema:
60 minutes

9 comentarios sobre “Paraísos debajo de la alfombra [I] presenta: Chittagong, Bangladesh.”

  1. El enlace de google maps muestra una playa mas cercana a Pakistan que a Bangladesh. Pero en la India. Eso que muestran en google maps puede ser un cementerio de barcos, cargueros o buques. Si existe un lugar así en Chittagong, o en cualquier otro lugar de Bangladesh, no lo encuentro. El puerto de Chittagong es un puerto de aguas profundas y altamente sofisticado. Me suena a mentira que “en esta industria se llega a producir hasta el 80% del acero que demanda el país”, sería un negocio mucho mas regularizado y supervisado.

  2. Tío, el enlace a Google Maps no corresponde a Chittagong, que está al otro lado del subcontinente. Dos mil km de error necesitan mucha y muy compleja geopolítica para ser explicados…

  3. Camarada,

    me ha encantado el ví­deo, y las gafas customizadas para soldar… lo de la geoplítica creativa es cuestión aparte… saludos con la mano izquierda al ratón!

  4. es un tema muy complejo de geopolítica territorial…
    vamos, lo que viene siendo….un fallo ya subsanado…
    (gracias)

    y del post no vas a comentar nada perrilla?

  5. Vaya tela, ¿habéis probado a visitar el enlace de Google Maps y empezar a recorrer la playa en cualquiera de los dos sentidos? ¡Eso no se acaba nunca! Son varios kilómetros de barcos encallados, y surcos que testimonian barcos ya desmontados.

    Estoy ansioso por volver a levantar la alfombra. Por ahora creo que más que Paraisos debajo de la alfombra a la sección le haría más justicia Monstruos dentro del armario.

    Brutal, Juan.

Los comentarios están cerrados.