Zaborra Puztu. El Inflado Final

img_7355

Este post pertenece a la serie de textos que documentan la construcción de inflables Zaborra Puztu en colaboración con el centro escolar público de Lekeitio (Bizkaia) dentro del marco de KALEKA, Festival internacional de teatro de calle de Lekeitio.

Después de varias semanas de trabajo con el alumnado de Lekeitio, los tres inflables construidos unieron sus poderes. El evento final, dentro de la programación de invierno de Kaleka, reunió durante un día de vacaciones de Navidad al alumnado, al profesorado y a los padres de Lekeitio en el espectacular espacio del frontón municipal.

2016-12-20-photo-00000023

La idea era que el público pudiera disfrutar en un mismo lugar de todos los hinchables que se habían hecho en el proyecto. También queríamos que fuera un evento interactivo, y que se pudiera jugar con los inflables de varias maneras, manteniendo vivo el proceso creativo. Durante la mañana, con la ayuda de unos quince jóvenes de Lekeitio, nos dedicamos a ensamblar las piezas: los tres inflables, el cilindro, el tetraedro y el tubo de pasta de dientes, los pasillos de unión, la entrada y el acceso para personas con movilidad reducida.

img_7994

Se añadieron algunas ventanas al cilindro para comunicar visualmente el exterior con el interior. Esto se hizo con el inflable hinchado, pegando directamente trozos de plástico superpuestos con cinta adhesiva y recortando el plástico original sobrante.

img_8032

Para mantener fijos al suelo los inflables, la organización consiguío unos fantásticos objetos pesados: lastres y cuerdas de un barco de pescadores del mismo Lekeitio.

2016-12-22-photo-00000037

Además del hinchable, se construyeron otros juegos con los retales de plástico y otros envases descartados: bolas para lanzar a la canasta, bolos hechos con botellas de leche, juguetes con envases de yogur y recortables en papel a pequeña escala con otras formas geométricas.

img_7960

Queremos destacar algunos hallazgos del evento desde el punto de vista pedagógico:

Los tres hinchables unidos ocupaban casi completamente la longitud del frontón. Su tamaño, que no era pequeño en relación al de la cancha, creaba una relación de escala interesante. Con los hinchables ya inflados, cambió completamente la percepción del espacio. Así mismo, el  hinchable ofrecía una experiencia espacial rica porque al recorrerlo se percibían varios ensanchamientos y estrechamientos de los espacios. La idea de hacer inflables con figuras geométricas diferentes contribuye a una experiencia espacial atractiva y estimulante para el visitante, más aún para los niños por su tamaño menor. La percepción del color también era cambiante, los tres tenían una gama cromática distinta.

img_7829

Los juegos con plásticos y la posibilidad de interactuar con los hinchables, crearon un ambiente que incentivaba la creatividad espontánea de los niños. Observando su conducta a lo largo del evento, llamaba la atención la diversidad de actividades que se generaban en torno a los inflables y al plástico y que simultáneamente las estuvieran desarrollando de forma autónoma bajo su propio criterio. Algunos correteaban por el interior de los inflables, otros se tumbaban en el suelo a observar el techo, unos pintaban con rotuladores los pasillos desde dentro, algunos más mayores escribían paredes y suelos, los más pequeños dibujaban. En el lado de fuera también se pintaba y surgieron varios juegos entre los que pintaban dentro y fuera. Algunos simplemente jugueteaban con las paredes de los inflables.

img_8080

El espacio, en resumen, se convirtió en un gran plaza pública de juegos. Los hinchables sirvieron como elemento de apropiación espacial y como espacio de interacción. El público pudo ver el resultado del proceso de trabajo de los alumnos pero también tuvo la oportunidad de experimentar las cualidades lúdicas de los inflables creados.

Más imágenes en este album y en el siguiente vídeo:

Cómo cortar una bolsa de plástico para hacer un inflable

En Basurama nos gusta hacer inflables. Hemos preparado aquí unas instrucciones para contaros parte del proceso.

Lo primero es conseguir el plástico. Cuanto más grandes sean los plásticos más rápido y más grande construiremos el hinchable. Una buena idea es buscar en plásticos usados de embalajes industriales. En las ferias de exposiones donde hay moquetas también suele haber mucho plástico y muy grande. Recolectar bolsas pequeñas también es una opción interesante porque trabajamos con un material que vemos, lamentablemente, en nuestro día a día. Da más trabajo pero también ofrece más posibilidades de composición.

Consigue plásticos de todos los colores, luego te darán juego a la hora de componer.

Imagen del proyecto Plastic Bang! Kok
Cuidados intensivos a un plástico del proyecto Plastic Bang! Kok (Basurama 2012)

Luego hay que cuidar el plástico. Si solamente cuentas con bolsas de plástico normales, necesitamos cortarlas en forma de rectángulos. El objetivo es conseguir la mayor superficie rectancular posible desechando la menor cantidad de material. Aquí tienes unas instrucciones de cómo hacerlo:

¿A alguien se le ocurre qué se puede hacer con las asas y con la tirita que sobra de la parte recortada de abajo?

Después hay que ensamblar todo el plástico (con cinta adhesiva o con una plancha caliente), doblarlo y darle la forma que queramos. Por último, hacer el tubo para meter aire dentro. Para esos pasos os dejamos con otros tutoriales:

He recibido 5,3 kilos de spam en mi buzón

¿Cuánta publicidad no deseada recibibimos cada día?
Para intentar contestar a esta pregunta he pesado durante el año 2015 todo el spam o correo no deseado que ha llegado a mi buzón. El resultado es el siguiente:

Durante el 2015 recibí 5,31 kg de publicidad.

Si en Bilbao hay 160.283 viviendas (según eustat), podemos extrapolar a toda la ciudad y calcular que serían 851 toneladas de papel/año solo en Bilbao.

Considerando que no todos los barrios y viviendas reciben la misma cantidad de propaganda, podemos minorar este resultado. Pensemos que “solamente” 100.000 viviendas han acumulado la misma cantidad que mi buzón: serían 531 toneladas de papel al año. Casi 1,5 toneladas de papel por día se tirarían cada día en Bilbao.

Aquí puedes ver la gráfica con la acumulación a lo largo del tiempo:

160215_buzonspam
Haz click en la imagen para ver el gráfico interactivo. Cada punto es una toma de datos.

He recogido esta información porque no había otra forma de evaluar la cantidad de spam de otra manera ¿Te animas a pesar la publicidad en tu buzón durante este año para hacer un estudio comparativo? ¡Solo necesitas una balanza!

Así ponemos un grano de arena en forma de datos para acabar con el correo indeseado.

El Hospital de Objetos Rotos

El Hospital de Objetos Rotos está situado en la Quinta Avenida, en Park Slope. Flanqueado por una lavandería automática y una tienda de ropa de tiempos pasados, es un pequeño establecimiento comercial dedicado a la reparación de objetos de una época a punto de desparecer de la faz de la tierra: máquinas de escribir manuales, plumas estilográficas, relojes mecánicos, radios de válvulas, tocadiscos, juguetes de cuerda, máquina de chicles de bola y teléfonos de disco. Poco importa que el noventa por ciento de sus ingresos provenga de enmarcar cuadros. Su tienda presta un servicio único e inestimable, y cada vez que trabaja en otro averiado producto de las antiguas industrias de hace medio siglo, pone en ello la pasión y fuerza de voluntad de un general librando una batalla.

Sunset Park, Paul auster.

105-v-hopital-reanim

320-web-hopital-reanim_300x230 310-web-hopital-reanim_300x230300-web-hopital-reanim_300x230Proyecto sauvez les meubles del estudio de diseño 5.5
Recuperación de 36 muebles rotos desechados por los vecinos.

IMG_6864

IMG_7017 IMG_6989IMG_6998IMG_7029 IMG_7045 15 IMG_7564 IMG_7622 IMG_7779

Proyecto Plastic Bang!kok de Basurama
Reutilización de 150 kilos de bolsas de plástico recuperadas del vertedero.

 

La estética del cuidado: from “there I fix it” to “Kintsukuroi”

 

repairwithgold

“¡Cómo nos gusta cuidar de la basura! Es como lavarla, peinarla y perfumarla, vestirla de domingo!”
Alberto Nanclares

 

Kintsugi
(Japonés: “la carpintería de oro”)

Es el arte japonés de la fijación de cerámica rota con una resina de laca rociado con polvo de oro.

There I Fix It
(Inglés: “ahí lo llevas”)

Es una página web que se dedica a recoger distintos ejemplos de reparaciones caseras.

Reparar
(Del lat. reparāre).

1. tr. Arreglar algo que está roto o estropeado.
2. tr. Enmendar, corregir o remediar.
3. tr. Desagraviar, satisfacer al ofendido.
4. tr. Suspenderse o detenerse por razón de algún inconveniente o tropiezo. U. t. c. prnl.
5. tr. Oponer una defensa contra el golpe, para librarse de él.
6. tr. Remediar o precaver un daño o perjuicio.
7. tr. Restablecer las fuerzas, dar aliento o vigor.
8. tr. Dicho de un vaciador: Dar la última mano a su obra para quitarle los defectos que saca del molde.
9. intr. Mirar con cuidado, notar, advertir algo.
10. intr. Atender, considerar o reflexionar.
11. intr. Pararse, detenerse o hacer alto en una parte.
12. prnl. Contenerse o reportarse.

 

Reparar es un proceso asociado a la usabilidad, a devolverle sus propiedades útiles a un objeto.
Pero no sólo tiene que ver con la vuelta al uso: en los procesos de reparación podemos apreciar la estética, la creatividad, el cariño y el humor… que marcan la relación entre las personas y sus cosas.

 

 TIFIIt Gets the Job Done, Doesn’t It?

 

Cuestión de puntería

 

Detesto ser un aguafiestas, señor, pero esta historia de la belleza es una gran tontería. Quiero decir, ¿a quién le importa que un sitio sea feo o no? Mientras haya gente allí, será interesante. Si quitamos a la gente, ¿qué queda? Vacío, nada más.

Mr Vértigo, Paul auster.

aeropuerto-central-ciudad-real-1024x256

Aeropuerto sin aviones encontrado en las afueras de Ciudad Real.

ciudad-valdeluz-1024x236

Ciudad de Valdeluz vista en Guadalajara.

urbanizacion-abandonada_estepona-1024x256

Urbanización abandonada de Llanos del Velerín (Estepona)

IMAG4017

Cubo de basura vacío encontrado cerca de la calle Bailén, Madrid.

 

A veces que el contenedor y el contenido coincidan en el tiempo y en el espacio es tan solo una cuestión de puntería.

¿Qué no?

Vuelta del puente en Sao Paulo

 

 

La Autopista del Sur

Al principio la muchacha del Dauphine había insistido en llevar la cuenta del tiempo, aunque al ingeniero del Peugeot 404 le daba ya lo mismo. Cualquiera podía mirar su reloj pero era como si ese tiempo atado a la muñeca derecha o el bip bip de la radio midieran otra cosa, fuera el tiempo de los que no han hecho la estupidez de querer regresar a París por la autopista del sur un domingo de tarde y, apenas salidos de Fontainebleau, han tenido que ponerse al paso, detenerse, seis filas a cada lado (ya se sabe que los domingos la autopista está íntegramente reservada a los que regresan a la capital), poner en marcha el motor, avanzar tres metros, detenerse, charlar con las dos monjas del 2HP a la derecha, con la muchacha del Dauphine a la izquierda, mirar por el retrovisor al hombre pálido que conduce un Caravelle, envidiar irónicamente la felicidad avícola del matrimonio del Peugeot 203
(detrás del Dauphine de la muchacha) que juega con su niñita y hace bromas y come queso, o sufrir de a ratos los desbordes exasperados de los dos jovencitos del Simca que precede al Peugeot 404, y hasta bajarse de los altos y explorar sin alejarse mucho (porque nunca se sabe en qué momento los autos de más adelante reanudarán la marcha y habrá que correr para que los de atrás no inicien la guerra de las bocinas y los insultos), y así llegar a la altura de un Taunus delante del Dauphine de la muchacha que mira a cada momento la hora, y cambiar unas frases descorazonadas o burlonas con los dos hombres que viajan con el niño rubio cuya inmensa diversión en esas precisas circunstancias consiste en hacer correr libremente su autito de juguete sobre los asientos y el reborde posterior del Taunus, o atreverse y avanzar todavía un poco más, puesto que no parece que los autos de adelante vayan a reanudar la marcha, y contemplar con alguna lástima al matrimonio de ancianos en el ID Citroën que parece una gigantesca bañadera violeta donde sobrenadan los dos viejitos, él descansando los antebrazos en el volante con un aire de paciente fatiga, ella mordisqueando una manzana con más aplicación que ganas. (…)

Todos los fuegos el fuego. Julio Cortázar. Argentina 1966

In Memoriam Matthias Rick (1965-2012)

Matthias (izq) y Jan, de Raumlabor
Matthias (izq) y Jan, de Raumlabor

 

Hace unos días nos enteramos por nuestra amiga @malashierbas que Matthias Rick, miembro de Raumlabor, murió el pasado 28 de abril en un accidente.

Es una noticia que nos produce una enorme tristeza, pues era uno de los mayores creadores que hasta ahora hemos conocido y del que tuvimos la suerte de aprender mucho en lo personal. Maestros en lo profesional para nosotros, los Raumlabor siempre hacen mejor, más intenso, más creativo y más grande cualquier proyecto, pero además Matthias era una persona increible a la que vamos a recordar siempre.

Era una de esas personas que piensan muchísimo más rápido de lo que hablan, porque tienen tanto que pensar que nunca les va a dar el cuerpo para seguir a ese cerebro brillante y loco. Con su gran capacidad creativa, no dejaba de ser una persona extremadamente cercana, que podía hacer sentirse bienvenido a cualquiera que se le acercara, y ponerse a pensar con ella, abriendo sus proyectos hasta límites inalcanzables por la creatividad autista y “cerrada”. Su forma de hacer siempre consistió en poner el cuerpo en juego, jugar en serio, en una permanente fiesta vital que lo llevaba a trabajar seguramente demasiadas horas al día, y que le permitió producir algunas de las experiencias más interesantes que se han llevado a cabo en la arquitectura y el arte público (o lo que es lo mismo, en la vida) a nivel europeo y mundial en los últimos diez años.

La recuperación de un “bloque moderno” de una ciudad deprimida del este de Alemania (Hotel Neustadt) y la reconversión de una estación de tren suburbano en la hoy muy deprimida cuenca del Ruhr en un teatro de ópera (Eichbaum Oper) son tal vez sus proyectos más conocidos, pero la lista de proyectos excelentes de Raumlabor podría ser interminable: la montaña dentro del ex-parlamento de la RDA (Der Berg), el Centro de Congresos y Balneario para la contracumbre del G-8 en Rostock, el sistema de transporte vecinal de Kreuzberg “Dolmusch X-press”, el inflable sobre ruedas “Space Buster” (que operó sobre todo en Nueva York), el plan de reconversión del aeropuerto Tempelhof de Berlín en un mega parque público sin necesidad de grandes reformas, la Open House en Corea del Sur, etc., etc., etc.

Sin embargo, sólo compartiendo con él en persona la experiencia se podía disfrutar la sensación de lo que realmente hacen los Raumlabor (¡y lo seguirán haciendo!): generar encuentros, cruces, celebraciones, alegrías. Los proyectos de Raumlabor tienen tantas capas y tan buenas que, con cada una de ellas, muchos tendríamos bastante para hacer un proyecto completo. Sólo estudiando los proyectos con cuidado, fase por fase (en la web están presentadas por separado, ¡sigan el hilo por “related projects” para verlas todas!), se llega a desentrañar de dónde nace su gran potencia. Matthias se desenvolvía bien en todas ellas: desde la reunión con el político de turno o el sponsor hasta la limpieza final, podía tanto actuar de presentador en concursos de hip-hop como reunirse durante meses con un grupo de vecinas alemanas de la tercera edad, o con un grupo de estudiantes coreanos, participar en el libreto y la escenografía de una ópera, preparar café, e igualmente construir un edificio y tocar el bajo eléctrico para un mismo proyecto… en definitiva, un extraño tipo de superhéroe.

Matthias había nacido en 1965 en Versmold, Renania-Westfalia, en la entonces RFA, y estudió Arquitectura en la TU del mítico Berlin de los años 80, donde se quedó tras de la caída del muro disfrutando y nutriendo la época dorada de la okupación berlinesa. Practicó desde entonces varias disciplinas artísticas y técnicas, en ese extraño lugar que media entre la arquitectura y el urbanismo, el bricolage, la construcción y la carpintería, las artes escénicas y la política. Raumlabor emergió como título para esa práctica comunitaria en 1999, y Matthias se unió “oficialmente” a Raumlabor en 2002. Fundó también en 1997 el “Instituto de Arquitectura Aplicada”, planteando una de las posibles denominaciones (con el juego de palabras entre artes decorativas y aplicadas) para una disciplina que abrió la mente de la arquitectura al mundo donde hoy la disfrutamos y practicamos, y que a nosotros nos gusta llamar a veces “arquitectura renegada”. Fue docente en muchas facultades y desde 2009 tenía una plaza fija en la universidad de Praga.

Esperamos recordarlo siempre como lo conocimos por primera vez, cuando colaboramos con los Raumlabor en el taller “Utopía Real 4“, dentro de urbanacción 2007. En la recuperación de aquel solar que acabó llamándose “la playa de la bola” teníamos cinco o seis nacionalidades en el equipo, pero él era el único capaz de comunicarse con todos los que pasaban por la calle: viejas castizas, marroquíes, africanos o chinos, a todos les hablaba con una extraña mezcla de idiomas y empatía, con una sonrisa, y se comunicaba perfectamente con ellos. Al regresar a casa Jan y él nos mandaron la foto que ilustra este post, a pie de avión, bajo la nieve berlinesa, y este texto tan bonito

hope to see you all soon
sorry
revolution is not available at this moment
but
never surrender
best
matthias

 

Podemos compartir nuestro dolor, por suerte, con los amigos porteños, Lucas Gilardi y Gustavo Dieguez (a77)  quienes también tuvieron la suerte de trabajar con los Raumlabor en 2004, cuando Matthias y Benni pasaron una temporada en Buenos Aires.

 

No queríamos dejar pasar este momento sin acordarnos de otros referentes perdidos: Luis Moreno Mansilla, uno de nuestros profesores preferidos, y MCA (Adam Yauch) de los Beastie Boys, que se ha ido a la misma edad que Matthias y que fue una referencia musical para todos nosotros. Ambos también nos han dejado en los últimos meses siendo todavía demasiado jóvenes.

Sentimos que estas muertes anuncian que algo malo está pasando, pero sabemos que no estamos solos en el camino que marcaron estos tres respectivos cracks, y que estamos dispuestos a caminarlo y profundizarlo, junto con todos los que sabemos que es un camino hermoso, en el que que celebramos habernos embarcado.

Pimp my carroça

Los recolectores de resíduos hacen un trabajo fundamental para el reciclaje de resíduos. Una actividad de gran valor medioambiental y social realizada con carritos.

Mundano, un artista de São Paulo está pidiendo colaboración para la financiación colectiva de Pimp my carroça, un proyecto de customización y mejora de carritos de clasificadores y lo está haciendo a través de Catarse, una red de crowfunding muy popular en Brasil.

El proyecto consiste en montar un ‘pitstop’ para atender a los clasificadores que quieran participar con sus carritos: llegan a los boxes, y si quieren, se les instala señalización de seguridad, se les hace una customización artística, se les ofrece información sobre servicios sanitarios, cooperativismo, residuos. Al final, con todas los carritos tuneados, se hará una procesión que recorrerá el centro de la ciudad.

Para participar en el proyecto, pulsa aquí.

Nuevas presentaciones RUS Libro. En Matadero y en el Círculo de Bellas Artes

Tras la presentación que tuvo lugar en la sala LA PIEZA, aquí las dos siguientes paradas reflexivas:

> En la Offficina de Inteligencias Colectivas del Ranchito el viernes 24 de febrero, de 19h a 21h, junto a Zoohaus y otros colectivos. Reflexionaremos juntos acerca de la potencialidad que existe en la creatividad popular, muchas veces invisibilizada en el imaginario cotidiano.  Se enfatizará  la relación del proyecto RUS con la inteligencia colectiva latinoamericana y se discutirá sobre distintos puntos de vista acerca de la informalidad, la emergencia, la tecnología libre y los “apaños” varios que se encuentran en el espacio público y doméstico.

> En el contexto del Club de Debates Urbanos en el Círculo de Bellas Artes, el martes 28 de febrero a las 19:30h . En esta ocasión el debate girará en torno al  El espacio público. Apropiación y reutilización y compartiremos la mesa con Ramón López de Lucio, Todo por la praxis y  AISRedes (Manuel Basagoiti).


2ª Presentación
El Ranchito: Viernes 24 de febrero, de 19h.
Paseo de la Chopera, 14. Madrid. Matadero.

3ª Presentación
Club de Debates Urbanos: Martes 28 de febrero, de 19:30h.
Círculo de Bellas Artes de Madrid. C/ Alcalá, 42. Madrid

… y próximamente más, mientras tanto

Web del libro con todos los textos y pdf:  rus.basurama.org


 

 

El Relato

Notas de “Ébano”, Ryszard Kapuscinski.

Pues bien, ha caído la noche, estamos sentados bajo un árbol enorme y una muchacha me ofrece un vaso de té. Oigo hablar a gente cuyos rostros, fuertes y brillantes, como eculpidos en ébano, se funden con la inmóvil oscuridad. No entiendo mucho de lo que dicen pero sus voces suenan serias y solemnes. Al hablar se sienten responsables de la Historia de su pueblo. Tienen que preservarla y desarrollarla. Nadie puede decir: leedla en los libros, pues nadie los ha escrito; no existen. Tampoco existe la Historia más allá de lo que sepan contar aquí y ahora. Nunca nacerá esa que en Europa se llama científica y objetiva, porque la africana no conoce documentos ni censos, y cada generación, tras escuchar la versión correspondiente que le ha sido transmitida, la cambia, altera, modifica, embellece. Pero por eso mismo, libre de lastres, del rigor de los datos y las fechas, la Historia alcanza aquí su encarnación más pura y cristalina: la del mito.

Me comentaba Gabriel, compañero de piso e integrante de lacasinegra, que el audiovisual es el lenguaje mas importante del siglo XXI, que el abaratamiento de las herramientas de grabación y difusión de las imágenes ha permitido una construcción mas global y democrática del imaginario colectivo. Entre cervezas llegábamos a la conclusión de que a día de hoy cada uno puede ser dueño de su relato, es una responsabilidad individual que podemos asumir o delegar pero no rehuir.

El jueves 26 en LAPIEZA tendrá lugar una de las múltiples presentaciones del libro que recopila las experiencias que hemos vivido durante mas de 2 años por distintas ciudades de latinoamérica. Este relato ha sido contado de muchas maneras y TOMOTO nos ha acompañado con su cámara en algunas de ellas, en las demás ocasiones han sido otras personas las responsables de registrar las vivencias y contarlas por nosotros.

Este día queremos aprovechar para reflexionar sobre la implicación de la documentación en el propio proceso. El espacio es pequeño y acogedor, una buena ocasión para conversar entre vídeos y zumos.

Presentación del libro: “RUS, Residuos Urbanos Sólidos. Basura y Espacio público en Latinoamérica”

Tenemos la alegría de presentar un nuevo libro producido y editado por Basurama: “RUS, Residuos Urbanos  Sólidos. Basura y espacio público en Latinoamérica”. Esta publicación es una decantación reflexiva y descriptiva del proyecto experimental RUS (Residuos Urbanos Sólidos) que llevamos acabo en Latinoamérica entre los años 2008 y 2010 y que actualmente se sigue desarrollando en más ciudades alrededor del mundo.

El proyecto Residuos Urbanos Sólidos –RUS– es un proyecto de arte público multiforme centrado en el trabajo con los residuos en Latinoamérica, sean éstos sólidos, domésticos, industriales o inmateriales y, sobre todo, urbanos.

RUS es una serie de proyectos puntuales encadenados, realizados en diez ciudades y una ruta latinoamericana, llevados a cabo por Basurama y por otros agentes culturales y sociales anfitriones que culminan en una acción o intervención urbana realizada en un espacio público, muchas veces degradado. Un conjunto de proyectos que no forman un discurso lineal sino una narrativa experiencial que se va reelaborando y nutriendo con cada nuevo proyecto y con sus vivencias previas.

RUS ha supuesto una reflexión conjunta con respecto al consumo y la reutilización de los residuos y del “espacio basura” de las ciudades, a través de aproximaciones muy distintas a urbes de características particulares.

La primera presentación pública será en LAPIEZA, el jueves 26 de enero, de 19h a 22h. Habrá zumos tropicales naturales para degustar y vídeos para disfrutar. Esta primera presentación se centrará en la documentación visual, los vídeos del proyecto y las sinergias que surgen entre el proyecto y la documentación. Compartiremos con Tomoto, que realizó los vídeos de las acciones de RUS Miami y RUS Santo Domingo,  reflexiones sobre la documentación de proyectos de proceso y efímeros:  los soportes de vídeo, la fragmentación y su relación/hiperconexión con internet.

1ª Presentación
LAPIEZA: Jueves 26 de enero, de 19h a 22h.
C/ La Palma 15. Metro Tribunal. Madrid

Web del libro con todos los textos y pdf: http://basurama.org/rus/

Distribución del libro: http://basurama.org/rus/distribucion/

Editorial Delirio